Cocina con Alegría

Dormir también es alimento para los niños

Dormir también es alimento para los niños

Dormir también es alimento para los niños

Algunos desórdenes de sueño en adultos tienen su raíz en la infancia

  • Pinterest
En la actualidad son muchas las personas que sufren de desórdenes del sueño. ¿Cuántos adultos conoces con problemas de sueño? ¿Cuántas personas con insomnio o algún desorden de sueño conoces? Si no estás incluido en la lista, de seguro conoces a alguien con este mal.

Los expertos en desórdenes de sueño trabajan recomiendan establecer rutinas fijas para ir a la cama, es decir, es necesario construir hábitos.

Hábitos de sueño en los pequeños

Si eres mamá debes saber que para los niños tener rutinas es muy importante, pues de esta manera les estamos desarrollando hábitos, disciplina, estructura, a un pequeño se le enseña a que existen horarios para las actividades.

Según los pediatras los niños en edad preescolar, por lo general, duermen aproximadamente de 10 a 12 horas durante cada período de 24 horas, y conforme van siendo creciendo van durmiendo menos. Es importante que mientras se encuentren en desarrollo (hasta que termine su periodo de adolescencia) duerman como mínimo 8 horas. La falta de horas de sueño en niños tiene consecuencias graves sobre todo en su crecimiento, en su temperamento y en el aspecto cognitivo. Un niño que no duerme lo suficiente no crece ni aprende como un niño que si lo hace, sin contar que seguramente crecerá y será un adulto con desórdenes de sueño.

¿Cómo establecer un ritual de sueño para los niños?

  • Mantén horas de juego y horas de comer consistentes, la disciplina empieza por ti.
  • Establece horas fijas para irse a acostar, levantase y tomar siestas.
  • Incluye un período de tranquilidad unos treinta minutos antes de la hora de dormir (no tele, no dispositivos móviles, no pantallas con luz artificial).

    61 habitos sueno ninos
  • Fija una hora específica para dormir, avisando debidamente al niño media hora antes y 10 minutos antes de la hora acordada.
  • Sé firme a la hora de respetar la hora que se estableció, es importante para hacerlo un hábito.
  • La habitación debe ser tranquila, acogedora y conductiva al sueño.
  • Es importante que el niño utilice la cama solamente para dormir, no para jugar o para ver la televisión.
  • Limita las comidas y bebidas antes de la hora de acostarse, lo ideal es que los niños cenen 1 o 2 horas antes de irse a la cama.
  • Evita los estimulantes como la cafeína oculta en bebidas “inocentes”, chocolates, azúcar, etc. cuando se aproxime la hora de dormir.
  • Permite que el niño escoja con qué pijamas quiere dormir, qué muñeco de peluche necesita llevarse a la cama, etc.
  • Acuesta a tu hijo cariñosamente para reafirmar una sensación de seguridad (si es que esta en la etapa de “terrores nocturnos”).
Para los más pequeños, el descanso durante el día es tan importante como el de la noche. El hábito de dormir la siesta tiene grandes beneficios para los niños.
Durante los primeros cuatro o cinco años de vida se recomienda que los niños descansen un rato después de la comida, esto afectará favorablemente su desarrollo pues les permite estar más tranquilos, menos irritables, más sociables, más atentos y le ayuda a similar mejor lo aprendido durante el día.

La siesta contribuye a disminuir la hiperactividad, la depresión y la ansiedad en los niños. La duración de la siesta se va acortando a medida que el niño va creciendo.

Recuerda que los pequeños aprenden con el ejemplo y si tú tienes buenos hábitos en tu vida diaria, tus hijos aprenderán de ti.
Comparte esta nota:
  • Pinterest

Salud hecha en casa

  • Rico postre de Yogurt y Frutos Rojos | Cocina con Alegría
  • Crujiente milanesa de pollo empanizada y deditos de queso | Cocina con Alegría
  • Refrescante agua con Chía | Cocina con Alegría
  • Prepara un rico y fácil: espagueti al cilantro te va a encantar!!! | Cocina con Alegría
Cocina con Alegría