Cocina con Alegría

Para los días calurosos, un buen tepache

Para los días calurosos, un buen tepache

Para los días calurosos, un buen tepache

La bebida mexicana que mitiga toda sed

  • Pinterest
Recuerdo que mi abuela solía guardar las cáscaras de piña para ponerlas a remojar en agua y piloncillo por 5 ó 6 días. El resultado era una bebida ligeramente alcohólica de sabor dulce y fermentado.
 
Ese es el sencillo proceso para elaborar tepache de piña, una bebida de bajo contenido alcohólico, heredada por nuestros antepasados, que se sigue preparando y consumiendo hasta la fecha. México se destaca por la cantidad de bebidas alcohólicas tradicionales que posee. El tepache es una de las más antiguas y utilizadas, gracias a que su elaboración es sencilla, muy económica y tiene bajo contenido alcohólico, ya que se fermenta en poco tiempo.

El tepache tradicional se elaboraba con masa de maíz, piloncillo extraído de la caña de azúcar y agua hervida. Con el paso del tiempo la receta comenzó a variar. Actualmente podemos preparar y encontrar tepache de frutas como piña, guanábana, manzana, guayaba, naranja, tuna, entre otras.

Mientras más tiempo se deja fermentando, el porcentaje de alcohol aumenta, ahí es cuando el gusto se rompe en géneros.

En la época prehispánica era conocido como Tepiatl que significa bebida de maíz y es precisamente de ese vocablo náhuatl del que deriva su nombre actual.

Un dato interesante es que en la zona norte del país, el tepache es conocido como tesgüino, para los tarahumaras es una preparación importante que se utiliza en ocasiones especiales, cuando celebran la vida.

Hacer tepache es bastante sencillo, pero hay ciertos detalles que se tiene que cuidar para que el resultado sea una bebida refrescante, dulce y deliciosa.

El recipiente en el que se fermentará el tepache debe de ser, preferentemente, de madera, en caso de no contar con un envase de ese material, puede suplirse por alguno de vidrio o cerámica.

Durante el proceso de fermentación es recomendable vigilar la transformación del producto, lo más importante es que la temperatura de la preparación sea de 20 a 30 grados centígrados, para que los microorganismos, causantes de la fermentación se mantengan vivos y trabajando. Por último, hay que dejar la mezcla de tepache destapada para dejar que respire y gracias a la oxigenación se facilite el proceso de transformación. Y por supuesto se tiene que probar diariamente para rectificar el sabor.

Ahora sí, llegó el momento de ir al mercado a comprar piña y piloncillo para después de esperar 3 días, disfrutar de un deliciosos tepachito casero.
Comparte esta nota:
  • Pinterest

Salud hecha en casa

  • Rico postre de Yogurt y Frutos Rojos | Cocina con Alegría
  • Crujiente milanesa de pollo empanizada y deditos de queso | Cocina con Alegría
  • Refrescante agua con Chía | Cocina con Alegría
  • Prepara un rico y fácil: espagueti al cilantro te va a encantar!!! | Cocina con Alegría
Cocina con Alegría